INDUSTRIAS CRUZ
ENVÍO GRATIS EN BOGOTÁ
Industrias Cruz Centro / Como hacerlo  / Tips de decoración que te harán sentir como un diseñador

Tips de decoración que te harán sentir como un diseñador

Antes de empezar considero importante que te detengas por un instante a pensar el momento que estás viviendo en tu vida y lo que te gustaría transformar en este punto. Creo que estamos de acuerdo en que si piensas en decoración y como modificar el espacio donde vives o trabajas; es porque buscas cambios y nuevos aires que te inspiren para iniciar un nuevo ciclo en tu vida. A través de los siguientes consejos te invitamos a soñar con el tipo de espacio en el que quieres vivir y realizar tus actividades favoritas.

 

Crea una paleta de color que muestre tu personalidad al mundo

Nunca es tarde para buscar aquellos colores con los que te identificas. Recuerda que el color tiene que ver con tu estado de ánimo y los sentimientos que quieres transmitir hacia el exterior y le permitirá a tus visitantes sentir como tú sientes. El color adecuado es capaz de transformar la amplitud del espacio, la temperatura, el volumen, e incluso convertir el lugar más aburrido en un centro de frescura y espontaneidad. Arriésgate a jugar con los siete diferentes tipos de contrastes de color que describió el pintor y diseñador Johannes itten, así como con la luz natural o artificial para acentuar, mantener o reducir la intensidad de los colores. Es a través del contraste que podemos ver y distinguir. Aunque eres también libre de decidir que algún elemento quiera camuflarse al ponerlo sobre un fondo del mismo color para que solamente un observador con ojo bien entrenado pueda encontrarlo.

 

Lámparas y luces para crear tu propio ambiente

Sería ideal que pudieras regular la intensidad y la dirección según la hora del día o la noche y de acuerdo a cómo te sientas. A la manera del teatro y la pintura, tú decides qué se muestra y qué se oculta. A través de la luz puedes agrandar o achicar el espacio a tu acomodo. Si intentas con luces tipo spotlight, podrás contar con capas de profundidad y zonas de oscuridad para denotar cierta intimidad acogedora. También es posible controlar la intensidad, el color y la orientación de algunas lámparas LED usando alguna aplicación desde tu móvil. O por el contrario, puedes optar por iluminación constante y pareja en todas las direcciones con el fin de evitar sombras y dar cuenta permanentemente de cada detalle dentro del espacio. ¿Cuál es el ambiente para este momento de tu vida?

 

Cortinas, telones y persianas para transformar el espacio

Son elementos muy importantes que no deben estar por estar. Más allá de regular la luz natural que ingresa u ocultar la visibilidad del exterior hacia adentro durante las noches, las cortinas y persianas deben hablar de ti y de los materiales a través de los cuales la luz te transmite tranquilidad y paz. Haz el ejercicio de tomarte algunos selfies frente a distintas texturas y colores de cortinas. Te sorprenderás al ver cómo algunas de ellas te harán pensar que son el complemento perfecto de tu personalidad al convertirse en el telón de fondo del escenario donde tus rasgos se van a resaltar según la luz natural que entre a tu espacio a distintas horas del día.

 

Juega con materiales y texturas que hablen de lo que eres y lo que sientes

Si te gustan los materiales orgánicos, explora diferentes texturas y colores. La única forma de saber si son para ti es rodeándote de ellos, viendo si combinan en conjunto sobre tus superficies y muebles predilectos. Alfombras, cestos blandos, manteles, individuales y hasta un cubrelecho en el sofá, pueden todos responder a patrones o diseños similares, pero si quieres romper dicha repetición rítmica y ser más impredecible, prueba con combinaciones disonantes. Tus visitantes no se resistirán a palpar los materiales que has escogido.

 

 

 

 

Paredes y marcos: tu espacio muestra los temas que te inquietan

Las paredes son tu galería y la curaduría es solamente tuya. Podrías hacer portarretratos y marcos que puedas adaptar o modificar en cualquier tamaño. Algunos ya vienen prediseñados y listos para colgar. Píntalos de otros colores y agrúpalos formando una secuencia o si lo prefieres, permite que cada uno muestre un contenido independiente por más juntos que estén. Si no quieres pintar, dibujar, tomar una fotografía o contratar a alguien para que elabore un diseño, busca entonces un archivo de alta definición directamente de la red e imprímelo sobre un papel estucado o cuché de alto gramaje en un sitio especializado. Tus obras enmarcadas pueden estar presentes en la sala principal, habitaciones, el cuarto del bebé, la sala de estudio o hasta en la cocina. Ten presente que en el mundo contemporáneo no es del todo necesario que el arte esté enmarcado para que siga siendo arte. Puedes recurrir a la técnica del esténcil en graffiti si quieres tomar riesgos directamente sobre las paredes, o bien usar papel de colgadura e incluso los más recientes vinilos adhesivos decorativos con imágenes y eslóganes que hagan reflexionar a quien los contemple.

 

Objetos decorativos: arte y diseño ingenioso para sorprender

¿Recuerdas cuando fuiste a la tienda de regalos y viste un pisapapeles bastante creativo que te hizo reír? Revisteros ingeniosos, portalápices insólitos, sacacorchos y destapadores que simulan ser objetos destinados para otros usos o que engañan al ojo, pueden alegrar tu día. Úsalos no solo para decorar, también para sorprender y para sacar una sonrisa. Incluso si decides llevarlos contigo a otros sitios, podrían ser la excusa perfecta para iniciar una conversación.

Si decides descansar en casa, los cojines para sofás no tienen que ser del mismo material o color de éstos. Juega a contrastarlos o busca estampados arriesgados.  Apílalos. Abrázalos. Úsalos en distintos lugares como compañeros para tomar un café o para relajarte un poco. Inventa un rinconcito de la música, de la lectura o de cualquier hobby que tengas para disfrutar a solas o junto a alguien especial.

 

La sensación de amplitud y profundidad: pensando en grande

 

Si el propósito es expandirte y crecer en varios aspectos, tu espacio también deberá dar cuenta de la disposición a la apertura.

Hacerse una idea de recorrido con la mirada es bastante recomendable. La idea es que quien te visite, pueda desde la entrada ver en profundidad y sentir la necesidad de recorrer el espacio hasta llegar al otro extremo. Y si allí se encuentra con otro pasaje que lo dirija hacia otro lugar y continúe su recorrido, mucho mejor. Recuerda que incluso si el espacio termina, aún es posible prolongar la sensación de amplitud mediante uno o varios espejos. Éstos evidentemente replicarán la profundidad y la cantidad de luz dentro del mismo. Adicionalmente si los usas en ángulos adecuados, proyectándose hacia puertas, pasajes o ventanas también podrán reflejar líneas que parecerán continuar sin detenerse.

Por otro lado, optando por colores claros, si pintas los techos del mismo color de las paredes o incluso de un tono un poco más pálido, con la ayuda de unas cornisas o coronas de moldura, el espacio entero parecerá más brillante debido a los reflejos de la luz y por supuesto se incrementará la ilusión de amplitud.

 

Tú decides en qué direcciones deben mirar o transitar tus visitantes

 

Como hemos dicho, tu espacio vital es la galería de lo que piensas y sientes: tu territorio. Quienes lo visiten podrán sentirse guiados casi de tu mano o por el contrario pueden ser invitados a explorar por su cuenta. En cierto punto del recorrido podrás decorar con una de tus colecciones favoritas o algo hecho por ti; la última adquisición que tienes; o quizás aquel elemento que tiene tanto valor para quien te visite como lo tiene para ti debido a la gran conexión emocional que ejerce. Si es así, este encuentro emocional marcará un antes y un después que va a cambiar irremediablemente el tono del recorrido. Y lo hará para bien. Ya no será más una visita, sino una experiencia.

 

Pero… ¿por dónde comenzar?

 

Si estás pensando en realizar una serie de cambios y transformaciones en tu espacio y tu vida, hazte un regalo como lo has soñado e invierte en aquel objeto de decoración o mueble que te fascinó a primera vista.

Si se ve cómodo, te gusta el material, el color, el tamaño y crees que durará muchísimo tiempo contigo, ¿por qué no comprarlo?. La prueba de fuego para tomar una decisión es imaginar los usos que le puedes dar y los momentos que puedes disfrutar aunque sea mirándolo.

No escatimes en gastos, ni te conformes con otra cosa. Mereces lo que has soñado para ti. Y si decides comprarlo o construirlo por tu cuenta, el gran punto a favor es que el nuevo proyecto de decoración de tu espacio podrá girar ahora en torno a tu nuevo mueble, sus colores, su material, sus dimensiones, su comodidad y funcionalidad que te traen el aire de renovación que buscabas. Exhibe tu buen gusto a través de ese elemento que ha avivado tu pasión y que te gusta ver varias veces al día porque te inspira.

Si te encantó éste artículo tanto como a nosotros te invitamos a leer nuestro artículo sobre colores que armonizan tus espacios creativos. Aquí.

Redactor Industrias Cruz Centro: Javier Enrique Quintero

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.