INDUSTRIAS CRUZ
ENVÍO GRATIS EN BOGOTÁ
Industrias Cruz Centro / Tips para oficinas y grandes empresas  / Colores y Emociones: Guía para dar color a tu oficina

Colores y Emociones: Guía para dar color a tu oficina

Da color a tu oficina

Has pasado horas pensando qué tipo de muebles quieres para tu lugar de trabajo, su distribución, calidad y funcionalidad, pero ¿Has puesto cuidado al color que tendrán las paredes, mueblería y decoración en general del lugar donde pasarás más tiempo al día que tu propio hogar? Los colores son emociones y aquí te contamos cuáles son sus significados y cómo puedes con ellos hacer de tu oficina el lugar perfecto para trabajar.

 

 

Primero, ¿Qué quieres proyectar?

Desde el diseño del logotipo y la propuesta de colores institucionales, estás queriendo decir algo. La actividad comercial que desarrollas suele ser la base con la que agencias de publicidad realizan la asociación de colores que definirá el mensaje estético y visual de lo que vendes o el servicio que ofreces.

Con esa intención de proyección a través del color, te contamos a continuación las asociaciones establecidas por estas agencias: los vínculos se han dado a partir de la piscología y la neuropsicología, es decir, basados en estudios de reacción/comportamiento entre los individuos y la representación que establecen con la gama de colores y sus propias emociones. Se han definido las siguientes relaciones:

  • Al color blanco se le asocia la tranquilidad, la inocencia y la paz. Corporativamente se suele asociar con la transparencia, el cumplimiento y la experiencia.

 

 

 

 

  • Al color rosa se le asocia la delicadeza y la dulzura. Corporativamente se suele asociar con la innovación, pero también con la inexperiencia e incluso, la improvisación.

 

 

 

 

  • Al color violeta o morado se les asocian la discreción, la sensibilidad y la seriedad. Estos valores son de por sí bastante positivos en una visión corporativa.

 

 

 

 

  • Al color rojo se le asocia el atrevimiento, el dominio y la energía. Sin embargo, el exceso de su uso puede generar sensación de desconfianza, e incluso falta de lealtad comercial.

 

 

 

 

  • Al color naranja se le asocia el entusiasmo, la confianza y la vitalidad. Está también muy relacionado en el ámbito corporativo con las nuevas tecnologías, la innovación y la eficiencia.

 

 

 

 

  • Al color amarillo se le asocia la vitalidad, la libertad, el atrevimiento y el optimismo.

 

 

 

 

  • Al color verde se asocia la esperanza, el equilibrio y el sosiego. Corporativamente también supone responsabilidad social empresarial, preservación del medioambiente o vinculación directa con alguna actividad ecológica y/o medioambiental.

 

 

 

 

  • Al color azul se le asocia la calma, la seguridad y la seriedad. Se asocia, también como el verde, con actividades económicas que tengan el medioambiente o la ecología como una variable.

 

 

 

 

  • Al color marrón o café se asocian la apatía y la inseguridad. Pero en términos corporativos, la gama de tonalidades que el café o marrón ofrecen es relación directa con la tradición y la experiencia. Estos son valores de suma importancia para cierto segmento de clientes del mercado de acuerdo con el sector donde se esté desarrollando la actividad comercial.

 

 

 

 

  • Al color gris se asocia la tristeza, el aislamiento y la decepción. Sin embargo, similar al café o marrón, múltiples compañías lo han incorporado en su imagen institucional por relacionarse con la sobriedad, elegancia, buen gusto y tradición.

 

 

 

  • Al color negro se asocia la apatía, la depresión y la angustia. Sin embargo, corporativamente supone elegancia, firmeza y sobriedad.

 

 

 

 

 

Segundo, ¿Cómo quieres proyectarlo?

 

Dado que la actividad comercial que desarrollarás está vinculada a un sector de la economía en particular, tu proyecto empresarial debe segmentarse a ciertos públicos. Esa amalgama entre consumidor-actividad comercial producirá los valores visuales que debes proyectar.

Ya hablamos de las relaciones de los colores con las emociones tanto a nivel personal-neuronal como colectivo-comercial; ahora debemos buscar el cómo proyectar estas relaciones establecidas. Pero no podemos avanzar, por ejemplo, sino distinguimos las distintas formas de presentar una marca. Veamos:

 

  • Logotipo es la representación gráfica que se compone solo de letras o tipografía.

 

  • Imagotipo es la representación gráfica que se compone de un elemento pictográfico junto a letras o tipografía.

 

  • Isotipo es la representación gráfica que se compone sólo de una imagen o elemento pictográfico.

 

  • Isologo es la representación gráfica que se compone de la imagen y tipografía unificadas.

 

Una vez que determines en cuál de estas categorías desarrollarás la imagen de tu compañía, tendrás tanto la representación gráfica que te identificará en el mercado, como la paleta de colores (conjunto de colores que representan los valores de tu empresa y combinan muy bien entre sí) que explotarás en las paredes de tu oficina, los uniformes de tus empleados, los documentos oficiales expedidos e incluso, la fachada de la sede o sedes de tu compañía.

Si buscas opciones para renovar tus espacios de trabajo aquí te dejamos unos tips.

Redactor Industrias Cruz Centro: Santiago Arias

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.