INDUSTRIAS CRUZ
ENVÍO GRATIS EN BOGOTÁ
Industrias Cruz Centro / Tips para oficinas y grandes empresas  / ¿Cuál es el estilo de oficina ideal para tu empresa?

¿Cuál es el estilo de oficina ideal para tu empresa?

Aunque la industria de los celulares quiere hacernos creer que ya no es necesario tener una oficina, te vamos a contar por qué aún hoy es vital pensar en un espacio destinado exclusivamente para el personal de tu empresa, el material de trabajo de la misma y por supuesto, tus clientes.

Una oficina es la versión sintetizada de la misión-visión de tu empresa y por ende, la imagen que proyectas a tus e en general al mundo exterior de cómo concibes los servicios y los negocios. Dicho en otras palabras, tener una oficina diseñada, equipada y organizada del modo en que quieres que perciban a tu empresa, es la materialización de lo que  significa compartir un lugar de encuentro en torno al trabajo.

Tu estilo, tu oficina

Si te has decidido por tener un espacio físico donde puedas reunirte con tus colaboradores y clientes entonces es hora de empezar a considerar factores determinantes para diseñar y gestionar las oficinas que tu empresa necesita.

Áreas a tener en cuenta y delimitación espacial. Deberás contar con zonas de atención a clientes así como áreas de espera mientras éstos pasan a ser atendidos. También se debe contemplar aquellos espacios exclusivos para tu equipo, tanto en relación con el trabajo como en lo referente a otro tipo de actividades.

Mobiliario y accesorios. Aquí tendrás en cuenta los diseños, materiales de fabricación y por supuesto, la funcionalidad de los muebles según las necesidades de tu personal. Recuerda que el equipo humano deberá desempeñarse en condiciones de máximo confort y ergonomía para que pueda realizar todas sus tareas sin ninguna consecuencia en términos de salud o de rendimiento laboral.

Dos estilos: Clásica Vs Minimalista

Seguramente alguna vez has visto estos dos tipos de oficinas a través de la publicidad o del cine. Se podría decir que son estilos opuestos de extremo a extremo. Revisemos algunas de sus principales características a lo largo del tiempo:

La oficina clásica

En este espacio predomina la sobriedad y simetría. A dicha oficina se le suele encontrar en salas de estudio ubicadas en grandes casas o bien se puede crear un espacio que intentan emular la comodidad de éstas. Algunos de sus materiales recurrentes son: el cuero usado para tapicería; las sedas y algodón para cortinas; las maderas finas, en ocasiones torneadas e incluso talladas para que un único objeto mueble se incluya funcionalidad y decorado; las alfombras de fibras naturales en zonas específicas, debido a las (generalmente) grandes dimensiones de este tipo de oficinas. Vale la pena mencionar que a éstas se les relaciona con espacios acogedores y cálidos en zonas donde hay invierno o climas fríos. Por eso se entiende la búsqueda de materiales y ordenamientos espaciales que propicien o transmitan una idea de ambiente cálido.

En espacios vacíos o de transición tales como pasillos, se encontrará mobiliario sobrio provistos de adornos hechos parte de la misma estructura. Predominarán cuadros realizados en diversos que generalmente refiere a temas que no necesariamente tienen que ver con lo que hace la empresa, sino con representaciones de la naturaleza, el hogar etc… Dicha decoración pretende estrechar lazos de confianza y ofrecer calidez al personal de la empresa y a los clientes como si estuviéramos en una acogedora sala de una casa.

La oficina minimalista

En este tipo de espacio predomina la búsqueda de formas y funciones esenciales, evitando al máximo los adornos y buscando al máximo el aprovechamiento del espacio en las menores áreas posibles. El vacío tiene una importancia singular pues la mayor intención en términos de diseño es precisamente evitar la sobrecarga de información. La minimización de colores y materiales es la regla estética aquí. No se ama ni se desprecia ningún material, pero sí se quiere que su uso sea limitado con el fin de crear una perfecta armonía entre objetos. Por lo general encontrarás que el escritorio, las sillas, los libreros e
incluso el par de lámparas en el techo están hechas en el mismo material, formas geométricas
depuradas e incluso en proporciones similares y que hasta vienen en el mismo color usado
para el piso (o alfombra modular) y las paredes.

No se trata de escatimar en gastos, sino de homogeneizar espacios, objetos y accesorios para reducir al máximo la información que distrae
o que no aporta al concepto general de diseño o al trabajo que se realiza en la oficina. Para el amante de la oficina minimalista, todo elemento está relacionado y nada falta ni sobra pues hace parte de una gran composición.

La intención de este tipo de oficina no es enfriar de ninguna manera la relación con el equipo de trabajo o con tus clientes. Por el contrario, lo que se busca es transmitirles una idea de rigor estético y buen gusto al momento de tomar cualquier decisión: hasta el detalle que podría parecer más pequeño, debe entrar en armonía con el resto del conjunto.

A modo de conclusión

Por supuesto entre los estilos clásico y minimalista es posible encontrar diferentes puntos intermedios que logran conciliar aspectos claves como el diseño de mobiliario y la experiencia de personal y visitantes.

Dependiendo del modelo que escojas estarás comunicando a tus clientes y equipo de trabajo los principales valores de tu empresa y la forma en que quieres que ellos y ellas se sientan trabajando contigo de ahora en adelante.

Cotiza tus nuevos muebles con nosotros y te ayudaremos a transmitir efectivamente lo que tu oficina quiere que tus clientes sepan de ti. Te dejamos algunas ideas de oficinas verdes que podrían gustarte-

Redactor Industrias Cruz Centro: Javier Enrique Quintero

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.